Asóciate
Forma parte de Európolis como Asociado
Quiero Asociarme
Suscríbete
Recibe información y ofertas de nuestros Asociados.
Quiero Suscribirme

¿Qué es Európolis?
Estás en Actualidad

muebles de diseño

Hace tiempo que nos merodea por la cabeza la necesidad de hacer algunas reformas en nuestra casa, esos toques de pintura, esa cocina que necesitamos renovar, cambiar ya las camas y colchones que durante el invierno “no veíamos el momento”, la necesidad de dar un aire nuevo a nuestro viejo baño…

¿Porqué la época estival, es la época ideal…para reformar?

En verano, tenemos el clima perfecto para trabajar sin lluvia, barro o hielo y además, tenemos tiempo disponible para ponernos “manos a la obra”, y hacer un seguimiento de la reforma…¿Qué lo que quieres es olvidarte de todo y que cuando llegues de vacaciones esté terminado todo? ¡también es el momento idóneo para hacer eso! Volver de la playa o de la montaña, y encontrar todo reformado a la vuelta, puede ser un gran regalo para el retorno de vacaciones.

El clima cálido, es otra ventaja, podemos trabajar con las puertas y ventanas abiertas sin problemas, así evitaremos los fuertes olores que pueden generar las obras, pinturas, siliconas y demás elementos, asimismo, una buena ventilación contribuirá a un rápido secado de pinturas y pegamentos.

Si renovamos la cocina y tenemos jardín, también podremos preparar comidas al aire libre.

Renovar los sistemas de calefacción en invierno, siempre es incómodo ya que esta renovación exige el corte de suministro en la mayoría de los casos, lo cual no es aconsejable cuando llegan las bajas temperaturas. Utilizar una energía limpia como la Aerotermia, siempre es una solución inteligente.

Puedes solicitar un presupuesto haciendo clic aquí.

Vivir lejos del caos, cuando hay que quedarse sin techo, sin baños o sin paredes puede ser una excelente y saludable idea, sin por ello dejar de estar atento al proyecto. Pensemos también en nuestra seguridad y la de nuestros hijos, según que tipo de reformas u obras, pueden provocar pequeños accidentes, ¡mantengámonos alejados de la zona de “guerra”!

Lejos, estaremos más seguro, antes de irnos, habremos dejado todo bien planificado y organizado.

También es importante el factor económico. Antes de la la primavera y del verano estamos “fuera de temporada”, y la mayoría de los contratistas están disponibles. Contratar un contratista en este momento, siempre es una buena idea si nos posibilita negociar mejores tarifas.

Una reforma, habitualmente, es sinónimo de polvo, derribos, muebles apilados y caos, ¿porqué no “huir” de zonas de guerra y volver cuando todo esté terminado? Desde el sosiego, sin prisas, tendremos mayor inspiración para aportar ideas, mantener la mente fría para hacer lo que realmente queremos y no lo que sea “más rápido” (¡a ver si acabamos ya!), seremos más creativos y siempre estaremos más acertados dirigiendo desde un lugar de vacaciones que desde las trincheras!

¡Feliz verano! ¡Nos encantará recibir el otoño en una casa recién renovada!

Imagen de Ferenc Keresi en Pixabay